Jugando al ratón y la gineta


A los 17 segundos del vídeo se ven por primera vez los ojillos de ratón, pero la gineta estaba oyéndolo desde el principio.

Más rayones



El éxito demográfico del jabalí parece asegurado. En el mismo sitio y en las mismas fechas que los vídeos de las entradas previas aparece esta tropa. También se vio, al menos, a otra hembra diferente con sus crías.

Los rayones crecen

Cada cierto tiempo las jabalinas se echan para amamantar tranquilamente, pero aún así los pequeños jabatos buscan la teta a la primera oportunidad.



Esta hembra solitaria, y que parece algo desorientada, parió algo después que la madre de estos "rayones" moteados.



Ha pasado un mes y medio, aquellos graciosos lechones moteados han crecido



 y se los ve rollizos.

Juegos de rayones moteados

Cuatro jabalinas y cuatro "rayones" con unos pelajes que delatan algún cruce con cerdos domésticos (en principio creo que cruces antiguos, no actuales).



Madrid zona centro, borde sur de la rampa serrana, 4 de marzo de 2016.

Las garduñas. El celo.

Las garduñas entran en celo en verano. Sin embargo los partos no se producen hasta la primavera. No es que la gestación dure 8-9 meses, sino que tras la fecundación se produce una parada del desarrollo embrionario. Hacia el mes de febrero se produce la implantación del cigoto en el útero y tiene lugar la gestación propiamente dicha. De esta manera consiguen que tanto el crecimiento de los jóvenes como el periodo de celo se produzcan en momentos óptimos del año.