miércoles, 15 de marzo de 2017

Las garduñas. El celo.

Las garduñas entran en celo en verano. Sin embargo los partos no se producen hasta la primavera. No es que la gestación dure 8-9 meses, sino que tras la fecundación se produce una parada del desarrollo embrionario. Hacia el mes de febrero se produce la implantación del cigoto en el útero y tiene lugar la gestación propiamente dicha. De esta manera consiguen que tanto el crecimiento de los jóvenes como el periodo de celo se produzcan en momentos óptimos del año.